HOME
Propiedades
Corredores
Blog
Quiero Sumarme

Métricas, Indicadores y KPIs inmobiliarios, por Diego Nieto

Santiago: Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Bienvenido Diego Nieto, ¿cómo andas? 

Diego: Gracias Santi, un placer estar acá. 

Santiago: El placer es nuestro. Estamos nuevamente acá en “Los Nuevos Inmobiliarios” y hoy vamos a hablar de métricas en el rubro inmobiliario con Diego. Pero, antes de meternos en el tema métricas, quiero preguntarte: ¿quién es Diego Nieto?

Diego: Ante todo, te vuelvo a agradecer por estar acá.

Santiago: Por favor.

Diego: Diego Nieto es un emprendedor. Desde chico siempre fui curioso, curioso por resolver cosas y no parar hasta lograrlo. No me gusta quedarme con la duda de nada y esa siempre fue mi naturaleza desde chico. Después, te podría decir que soy un emprendedor no nato, porque arranqué a trabajar en relación de dependencia. Sobre todo del lado de mi madre que es docente y siempre me inculcó la estructura de trabajar. A pesar de que ella también da clases en forma particular, siempre tuvo la cultura de trabajar en relación de dependencia para colegios y diversas instituciones. Mi padre también un poco va con esa línea. Así que tipo a los veintipico, casi treinta, inspirándome en unos libros que fui leyendo, me fui dando cuenta que había otra forma de generar ingresos, y fui cuestionando un poco el tema de trabajar en relación de dependencia y virando para algún rubro que me permita trabajar en forma más independiente. Ahí fue donde empecé como agente inmobiliario. 

Santiago: ¿Qué estudiaste? ¿de qué laburaste previo al rubro inmobiliario?

Diego: Bueno, por el hecho de ser curioso, pasé por varias profesiones. Me recibí de Técnico en turismo, pero no llegué a la licenciatura completa, me faltó un año. En el medio ví que eso no era lo que más me gustaba y empecé a estudiar medicina. Estuve en el CBC de medicina, tres veces dando química y la tercera dije: “¿che qué estoy haciendo acá?”. Me di cuenta de que tampoco era lo mío.

Santiago: Buen cambio igual de turismo a medicina, impresionante.

Diego: Sí, y después de ese recorrido me fui a la carrera de números y me anoté en la licenciatura en administración. En el año 2001-2002, que estábamos en pleno momento de crisis, empecé a trabajar de cadete en un estudio contable y ahí me empezó a gustar ese mundo. En ese momento, mi jefe me ofreció hacer parte del trabajo administrativo. Ahí aprendí a cargar facturas, liquidar impuestos y ese tipo de cosas. Así le fui tomando un poco de gustito al tema de los números. En ese momento mi jefe me dijo: “che vamos a hacer algo más”, y empezó a darme trabajo de consultoría para empresas agropecuarias, que nada que ver, pero eso me hizo interiorizarme más en tema los números y fue ahí que decidí anotarme en la licenciatura de administración. Fue algo que me gustó mucho. Cuando termine esa carrera, hice un posgrado en finanzas, que me faltaron dos materias y la tesis. Ya ahí, estando muy abocado a los números, entendí que esa parte me gustaba mucho. Todo lo que era el mundo de las empresas y el ámbito corporativo me llamó la atención. Mientras iba estudiando, cada vez me iba mejor y yo sentía que iba creciendo en cuanto profesional, porque pasé de liquidar impuestos, luego a cargar facturas y una serie de cosas más, y terminé asociándose con mi jefe y formando una consultora. Era una empresa que se dedicaba exclusivamente a brindar servicio de consultoría en gestión económica para empresas del agro. Ahí fuimos creciendo, me metí ya en el mundo corporativo de las PYMEs. El equipo creció y teníamos cinco o siete personas a cargo. Tuvimos hasta 40 clientes, siempre gente del agro. Después, en un momento, me dí cuenta de que no estaba focalizándome en algo que fuera a darme una renta importante, es decir, no le veía tanto futuro a la consultora porque el sector del agro como que va un poco con los vaivenes económicos de la política… Además en aquel momento estaba el agro medio peleado con el gobierno de turno, y muchos agropecuarios empezaron a ganar menos y por ende a recortar servicios.

Santiago: Sí, ¿y terminaron recortando esa consultoría que vos vendías?

Diego: Exacto porque dentro de los servicios que recortaban el contorno, por ejemplo, no lo podían recortar y quedaba como esta especie de “servicio de lujo”, por decirlo de una forma. Iban recortando, a veces no el servicio, porque el servicio era innovador para aquel momento, siempre decíamos que estábamos como adelantados en el tiempo porque habíamos creado un programa, un sistema, le habíamos metido bastante cabeza a eso. La cuestión para no hacerla tan larga, es que no nos decían que no directamente, pero empezó a achicarse la cantidad de obras, en vez de reportes mensuales, nos pedían que sean trimestrales o algunos anuales. Con eso empecé a darme cuenta que dedicarme a ese sector, por lo menos en ese momento, no iba a darme un crecimiento rápido como yo quería. Sentía que tenía que hacer alguna diferencia económica en ese momento. Así fue que en el 2015 me metí en el rubro inmobiliario, mientras en paralelo estuve con los dos trabajos.

Santiago: ¿Cómo llegaste al rubro inmobiliario? ¿cómo lo descubriste?

Diego: Cuando compré mi primer departamento, me dí cuenta de que yo ya venía leyendo cosas de fuentes de ingresos alternativas, más allá del dinero que uno genere en relación de dependencia…

Santiago: Veías mucho real estate ahí. 

Diego: Sí, había mucho real estate. Leía todos los libros Kiyosaki que hablan mucho de real estate. Entonces un poco con esa idea, dije: “me tengo que meter de alguna manera, que no me implique dinero, porque no conozco y no quiero poner plata sin conocer dónde pondría plata”. Tuve un paso por la bolsa también y por algunos foros del sector de emprendedurismo. Y en el 2015 ví que una forma de meterme era como agente inmobiliario, así que empecé a trabajar en una franquicia como agente inmobiliario, porque además veía que tenía poco que perder.

Santiago: Si te iba bien, ibas a ganar bastante bien y si te iba mal, bueno cambiabas de vuelta.

Diego: Exactamente. Entonces me empecé a interiorizar…

Santiago: ¿Te pareció que tenía algún sentido con esto de finanzas, licenciatura en administración, y ese pasado de curioso que tenías? ¿le sacaste de jugo a eso?

Diego: Le saque el jugo a eso porque, primero porque me sirvió para interiorizarme en el rubro y eso lo logré hacer porque conozco muchas cosas hoy del rubro inmobiliario en general, muchas facetas que antes eran totalmente desconocidas por mí. Y después que en aquel momento un poco por mi trabajo, seguramente que algo ahí influyó, y otro  poco por acompañamiento del mercado, hice alguna diferencia para decir : “che lo que gano en un mes trabajando como agente, en la consultora me lleva como 3 o 4 meses hacerlo” y entonces es como que la parte económica también ayudó a decidirme. De todas maneras, yo estuve cuatro años, dato de color, cuatro años con los dos trabajos, con la consultora y como agente inmobiliario, hasta fines del 2019. 

Santiago: Tremendo, encima muy buenos años para el mercado inmobiliario. ¿Vos cada vez agarrabas más cosas del mercado inmobiliario y menos de consultoría, la ibas dejando lentamente?

Diego: Exacto, lo que pasa es que fue muy lentamente, tendría que haberlo dejado antes. Hubo un momento del mercado inmobiliario, cuando estaba el boom de los créditos en 2017-2018 y me acuerdo que estaba con nueve reservas al mismo tiempo.

Santiago: Y encima la consultoría, un delirio total.

Diego: La consultora siempre fue como un hijito, no la quería dejar porque la vi crecer hacia convertirse en una PYME. Además teníamos gente a cargo, era una gran responsabilidad, entonces el traspaso lo quería hacer lo más prolijo posible y de a poco, pero bueno me demoré demasiado. En el 2020 fue cuando dije “bueno me dedico solamente a lo inmobiliario”. Un visionario porque vino la pandemia a los tres meses…  

Santiago: Excelente.

Diego: Bueno y ahí me metí directo al rubro.

Santiago: Metiéndonos en el tema métricas, que es el tema de hoy. ¿Cuál es la métrica que consideras que es la más importante que debe medir un corredor inmobiliario matriculado que se dedica a vender propiedades?

Diego: Bueno, respecto de las métricas, para mí hay varias importantes. En mi canal de YouTube hablé sobre esto. 

Santiago: ¿Cuál es tu canal de YouTube? ¡Tirá el chivo!

Diego: Diego Nieto Inmobiliario, sale al toque.

Santiago: Perfecto. 

Diego: Bueno, ahí hablo de algunas métricas, pero me parece que la mejor métrica para contabilizar y para tener registrada, que es la más difícil al mismo tiempo, es la de prospección, que vendría a ser cuánto es la cantidad semanal que prospectás, o sea que acciones llevas a cabo para conseguir prospectos.

Santiago: ¿Pero serían contactos o que serían?

Diego: Contactos, sí. Hay contactos y otros métodos, que lo hemos hablado también con los equipos.

Santiago: ¿Contactos seria a cuánta gente llamas por teléfono a partir de una base de relaciones que vos tenés, por ejemplo?

Diego: Sí, en deinmobiliarios por ejemplo, pregonan la idea de hacer 40-5-5-1. Es decir 40 toques, 5 cafés con la gente, 5 ítems personalizados y después un ítem masivo. Bueno, la idea es cómo llevar eso la práctica y registrarlo, porque en la vida del agente inmobiliario, pasa mucho de que se te van los días, la semana y si no llevás registro de lo que estás haciendo, crees quizás que estás haciendo cosas y después cuando miras cómo te fue la semana, no hiciste lo que vos creías.  

Santiago: Ponele, para esos 5 cafés con la gente, vos propones tener algún método, ya sea un sistema de gestión, un cuadernito, un excel o lo que fuese y en donde anotes esos 40 contactos semanales, esos 5 cafés con la gente, los 5 ítems de valor personalizados y el ítem de valor masivo. ¿Hay alguna manera de hacerlo bien y otra de hacerlo mal?

Diego: Para mí, lo primero es hacerlo, porque si uno no tiene el dato de lo que viene haciendo, se hace muy difícil mejorar. Yo soy medio fanático del tema de la mejora, de mejora continua, una vez hablamos del método Kaizen y todo eso. Pero por ejemplo, yo me di cuenta, y acá te tiro el número mío de lo que viene pasando, que tenemos registrados porque lo estamos haciendo con un grupo… 

Santiago: Ahora vamos a hablar de eso. 

Diego: Dale. En el caso del 40-5-5-1, por ejemplo el 40 es una de las principales cosas que más cuesta medir, mi promedio viene siendo 21/22, y yo hay veces que siento que hice los toques, pero después cuando veo las semanas digo: “che, el promedio mío es éste”. Tengo meses de treinta y pico y meses de 20 o peor, por eso lo registramos semanalmente, para poder saber esto. Y a veces veo que hice 11 o 15 contactos en la semana, y es paupérrimo…

Santiago: Y esos contactos por ejemplo, ¿son llamada telefónica, contacto por WhatsApp, un envió  de un mail o cualquier otro método que implique hablar con gente?

Diego: Sí, el envío de mail ya no lo hago porque veo que está quedando medio en desuso. 

Santiago: Sí, nadie te responde…

Diego: Contacto por WhatsApp sobretodo. Hay veces que miro el estado WhatsApp, yo uso bastante los estados, y veo lo que comparten clientes míos anteriores, compañeros de la secundaria, facultad, de lo que sea, y veo  que suben cosas copadas y se las comento. Ponerme un día para hacer eso, es medio raro porque…

Santiago: Parece que no estás haciendo nada, pero es prospección, va por ese lado también.

Diego: Y además parece medio falso, cómo que parece que te queres contactar porque tenes como un fin atrás. 

Santiago: Si, comercial.

Diego: Comercial, exacto. Y en realidad la respuesta es que sí, un poco hay un fin comercial, pero otro poco yo me obligó a hacerlo…

Santiago: Genuinamente.

Diego: Sí, exacto. Los contactos son genuinos. Por ejemplo, hoy a la mañana hablaba de esto con Lore, una compañera del equipo. Le contaba de un chico que trabajó conmigo en la consultora del agro y que subió algo copado en relación al crecimiento que está haciendo, es ingeniero agrónomo, y me daban ganas de felicitarlo genuinamente. Si yo no me obligo a ver eso, capaz que no lo felicito por cosas. 

Santiago: Porque ni te enteras.

Diego: Ni me entero. Yo tengo amigos que capaz que hace dos meses que no los veo, y esto del plan sistemático de contacto también me obliga a llevar la agenda con mis amigos.

Santiago: O sea, dedicar en la agenda un bloque de tiempo a por ejemplo: “los lunes de 9 a 13 voy a estar hablando con gente de mi base de relaciones”, eso sería. 

Diego: Claro, pero que tenga ganas. 

Santiago: Y medirlo. Genuinamente.

Diego: Y medirlo. Porque fuera de joda me pasa de que si no…

Santiago: Te parece que lo hiciste y no lo hiciste.

Diego: Claro. Si no, además no me termino contactando… hay amigos que hace seis meses que no les hablo ¿por qué? porque se me va el tiempo, como a todos, se te pasa y no te contactas, y esto es una manera de tener siempre contacto con la gente que queres, con la gente que estimas, con la que tenés ganas de hablar. 

Santiago: Yo siempre en este tema cito el estudio más largo sobre la felicidad que existe, es uno de Harvard, que si quieren lo pueden buscar como: “el estudio más largo del mundo de la felicidad” y lo van a encontrar. A lo que hace referencia este estudio, es que la receta para ser feliz es tener buenas relaciones sociales. Y a lo que yo le agrego a eso es, no sólo la receta para ser feliz, sino que es la receta para tener negocios inmobiliarios. 

Diego: Trabajar. 

Santiago: Exacto, trabajar, de cualquier cosa.

Diego: Y sí porque este es un negocio de relaciones, así que viene bárbaro.

Santiago: Y te retruco esto para tratar de debatir un poco lo de que la métrica más importante es la prospección. Ponele que yo hago toda la semana 50 contactos con la gente y no tengo una bendita tasación. ¿Eso me indicaría que estoy yendo bien? Porque, en realidad no tengo tasaciones, por ende no voy a tener un negocio, y en la métrica más importante estaría bien, porque estoy haciendo 50 contactos.

Diego: Bueno, me diste el pie para contarte que estamos con un grupo de 10 inmobiliarios, y cada uno tiene distintos perfiles y estamos analizando justamente este tema. Estamos empezando, con lo cual hay poca muestra de datos, pero bueno tenemos un proyecto de por lo menos seis meses para recopilar información, ir midiendo los contactos y hoy por ejemplo a la mañana tuvimos una reunión y sacamos a la conclusión que, por ejemplo, yo cada 25 toques, consigo una tasación, ese es mi número. Y estamos viendo que otros cada 50, otros cada 60 y pico, otros a los 9. No sé a que nos va a llevar eso, pero es como una medición que la quiero seguir de cerca.

Santiago: Esto sería como el embudo de prospección si se quiere, y después tenés el embudo de ventas, que el que no está en el rubro quizás piensa que lo único que importa es cuántos compradores conseguís, y eso es como que va por otro lado con respecto a esto que estamos hablando acá. ¿Qué significa esto del embudo de prospección? Que para vos es obvio, pero quizás para el espectador no lo es tanto, o sea ¿qué hay que medir para ver qué es lo que te trae una venta al final de todo? 

Diego: Prospección, como te decía es la forma difícil de medirla, pero con los toques y ese tipo de cosas y un registro semanal, desde mi humilde punto de vista, creo que es una forma. 

Santiago: Eso inicia un embudo.

Diego: Inicia el embudo. De ahí salen tasaciones, y de ahí salen captaciones, reservas y cierres. 

Santiago: Depende, perdón que te interrumpa, este miembro de tu equipo que tiene una tasación cada 9 toques, igual no se sabe qué va a pasar después a medida que el embudo se achica. Quizás el que tiene como vos 25 toques, una tasación, por ahí tiene mejor negocio que el que tiene una tasación cada 9 toques. Hay que medirlo en forma integral. 

Diego: Hay que medirlo en forma integral, porque el que tiene 9, tiene más probabilidades también, está como apalancando su tiempo en hacer menos toques digamos y conseguir más tasaciones. Y cuanto más tasaciones tiene, mejor deviene, mayor cantidad de captaciones, reservas y cierres, si hace todo el proceso bien…

Santiago: Y de tu embudo de 25 toques, sacas una tasación. ¿Cuántas tasaciones necesitás para captar una propiedad en tus números? 

Diego: 4 ponele.

Santiago: O sea, con 100 toques, tenes 4 tasaciones y con 4 tasaciones, una captación. ¿Vendés todo lo captas? ¿reservas todo lo que captas?

Diego: No. Hoy se me viene dando un poco que sí desde que estoy apalancándome en los servicios de deinmobiliarios, pero no siempre fue así. 

Santiago: O sea que debieras estimar un poquito menos, entonces lo interesante es que tenes que hacer más de 100 contactos, para vender una propiedad. Al menos 100.

Diego: Son todos números promedio, pero si se puede resumir en algo parecido a eso. Capaz un poco más de contactos, porque reitero, la muestra por ahora es chica, nos falta que corran meses como para empezar a tener mejores conclusiones. 

Santiago: ¿Y por qué crees que hay alguien que consigue una tasación en 60 contactos y otro que lo hace en 9? ¿qué te dice tu intuición?

Diego: Mirá, por un lado, yo creo que depende de los mecanismo de prospección también, porque si vos tenés un mecanismo de prospección, no sé por ejemplo los tuyos que son tan masivos que te llegan tasaciones, es como que tenés y devolves, o sea, te llama alguien “Che Santi, quiero tasar mi casa”, ahí tenés un contacto y una tasación. Y otro que tiene que ir llamando dueño-vende, por ejemplo, quizás le cuesta más, pero porque está usando otra forma de prospección. 

Santiago: O sea que está bueno porque, cuando este grupo de medición entre colegas prospere…

Diego: Con distintos perfiles aparte.

Santiago: Debieran empezar a tener un embudo de dueño-vende, un embudo de TikTok, un embudo de mailing, y después cada uno de esos embudos, se deberá dividir en el perfil de la persona, tipo no es lo mismo, no sé Marcela Genta en Tik Tok, que Santiago Magnin o que Tomas Oubiña…

Diego: Claro, después hay que ver cada uno de los embudos también, por ejemplo si yo veo que el embudo de TikTok es buenísimo digo “Che a ver qué onda” pero puede que yo no tenga el perfil para TikTok quizá, después está en cada uno si le gusta o no le gusta. Por ejemplo, en mi caso prefiero más YouTube.  

Santiago: Sí, porque podes explayarte más sobre un tema y a vos eso te copa más, porque tenes medio perfil de profesor.

Diego: Puede ser, no sé. Lo del perfil del profesor me lo han dicho varios… 

Santiago: Pero no te copa… 

Diego: Me copa, yo tengo un poco de eso que viene del lado de mi madre que es docente. Me han inculcado ciertos valores. Yo siempre digo que tengo tres personas que me han formado y forjado: mis viejos, porque me dieron valores de honestidad, de disciplina, por lo general me dicen que transmito confianza y ese tipo de cosas, y creo que mucho lo inculqué de ellos. Y después el otro gran maestro que tengo en la vida es mi hijo, vos tenés hijos, grandes maestros de los que uno va aprendiendo todos los días. Aproveche para decir eso, que no tiene nada que ver pero…

Santiago: Espectacular. Volviendo al embudo este de prospección, es interesante esto que me decís de que ciertas personas como que van con ciertos métodos prospección, para el que está escuchando: ¿cómo puede darse cuenta si un método prospección es para él o no es para él? Si no les termina de quedar claro, ven que Marcela Genta consigue tasaciones por TikTok y dice “tengo que hacer TikTok”, o ve que Santiago Magnin hace YouTube y dice “tengo que hacer YouTube”... 

Diego: Para mí con algo que tengas ganas de hacer y te sientas cómodo. Pero yo le diría a esa persona, si me llega a preguntar, le diría no lo veas tanto del lado comercial, sino fíjate  que te está gustando más. 

Santiago: Porque lo que le guste va a funcionar, o va a tener más probabilidades de funcionar. 

Diego: Exacto. A mí por ejemplo, YouTube me gusta, me gusta cómo lo hacés vos, estoy lejos de hacerlo de esa manera desde ya…

Santiago: No estás lejos. 

Diego: Pero como que me gusta, me copa. Le agarre el gusto de grabar y ese tipo de cosas  entonces es como que me voy sintiendo cada vez más cómodo, dentro de todo lo que me falta todavía, pero como que voy viendo que hay pequeños pasitos que estoy dando y me gusta también ese tema de auto superar los miedos. Antes me decías que tenía que hablar en una cámara y salía corriendo...

Santiago: ¡Y ahora tenemos 3! Osea, que va a depender en parte de lo que te guste hacer, por ejemplo, en deinmobiliarios, un compañero-colega, hace muy bien LinkedIn y eso también me sorprende, porque en general siempre mi LinkedIn fue un desastre y a él le re funciona y le llegan tasaciones por LinkedIn. Entonces como que en cada uno de los canales, en cada red social o en mailing, en todo eso hay una oportunidad, pero va a depender de cada uno si funciona o no funciona.

Diego: Sí, para mí sí. Y hay que medirlo.

Santiago: Antes de ir a las últimas dos preguntas, hablamos del embudo de prospección, pero no llegamos a hablar del embudo de ventas. ¿Qué debería medir alguien al momento de tener una cartera? Y cuando tiene eso, no sé 10 propiedades en cartera y va camino a esas 7 reservas que vos tenías cuando estabas ahí enquilombado con la consultora… 

Diego: Para la gestión de las propiedades el dato que estamos medio descubriendo ahí en el equipo es el de las visitas. Yo creo que desde que empecé a mirar bien ese dato, producto de unas charlas que hemos tenido con el equipo de deinmobiliarios en general... Aprovecho también para decir eso, yo lo que valoro mucho de deinmobiliarios es que están como… -estoy tirando el chivo-, pero realmente creo que es así… están siempre viendo cómo mejorar, y viendo dónde hay datos buenos que puedan servir para los vendedores. Entonces te sentís que estás en un lugar donde siempre están pensando en ese tipo de cosas, siempre van a salir cosas… Volviendo a lo que te decía, ahora lo que estamos midiendo son los clicks promedio. 

Santiago: En los avisos.

Diego: Exacto en los avisos. Miramos las visualizaciones que tiene, y si tiene X visualizaciones promedio diario… 

Santiago: Claro lo que hablábamos hoy, si un aviso tiene más de 20 visualizaciones por día, es un buen aviso y si un aviso tiene menos de 20, depende de cuán cerca de 20 este, y si está más o menos en 10 por día, entra en lo que nosotros llamamos “la lotería de que se venda o no se venda”, porque ya hay poco interés. 

Diego: Exacto. Eso enfocado a la tipología departamento o PH, hablando de Capital Federal. En Zona Sur, por ejemplo, que nosotros hemos trabajado quizás ese número es un poco más bajo… 

Santiago: Cambia, o sea, con menos visualizaciones, igual tenés interés. 

Diego: Exacto. Porque hay menos demanda que acá en Capital.  

Santiago: O sea, para vos la métrica más importante es la cantidad de visualizaciones en un aviso porque, como hablábamos antes, de esta cantidad de visualizaciones en el aviso, se van a desprender el resto de las cosas: contactos, visitas presenciales, etcétera.

Diego: Exactamente. Y si vos como agente inmobiliario tenes un aviso que tiene 9, 8 o 7 visitas diarias promedio, tenés un argumento válido y objetivo para sentarte con el propietario y decirle: “mira, las cosas que se están reservando tienen que tener de 20 visualizaciones para arriba, acá estamos en 7, estamos lejos”, entonces esto te permite con acercarte propietario con algo objetivo, mostrárselo y ver si se ajusta el valor. 

Santiago: Claro, alguna magia, como hemos hablado una vez de si tiene cocheras, separarle la cochera para que sea un precio más atractivo, no sé alguna magia de algo. Bueno, pregunta ultra clave para ir terminando: ¿hacia dónde crees, vos Diego Nieto, que va el mercado inmobiliario de acá a 5 años? En 2030, ¿dónde va a estar el mercado inmobiliario? ¿qué va a cambiar? ¿qué tendencias ves? 

Diego: Bueno, yo creo que el mercado inmobiliario siempre va a tener oferta y demanda, porque por lo menos acá en Argentina, el argentino es muy del ladrillo, me parece que siempre va a haber demanda para que el mercado inmobiliario en Argentina sea atractivo, también para inversores. Todo siempre tiene una relación de precio. Después el tema de precios en sí es otro tema y hacia dónde va a ir la tendencia. Lo único que puedo decir de eso es que yo este año en particular, no veo como un rebote del alza de precios, pero bueno, no sé, yo como tengo también esa rama, no soy economista, no estudié economía, pero sí analizo los números y este tipo de cosas. Veo que puede ser que aumente la cantidad de transacciones, o sea la cantidad de operaciones, pero los últimos números no están indicando eso, porque la cantidad de escrituras son bajas todavía. Pero con respecto a los precios, puede ser que sigan a la baja y que producto de eso, justamente, aumente la cantidad de transacciones .

Santiago: O sea que se agrande el mercado, pero por cantidad transada y no porque aumenten los precios.

Diego: Exacto. Que para el agente inmobiliario está bien. 

Santiago: O sea que ves un mercado inmobiliario cada vez más grande y aunque venga la peor malaria de la historia, igual no va a ser un mercado inexistente, porque siempre Argentina va a tener como un mínimo de cantidad transada, que es lo que vimos en los últimos años. ¿Y hacia dónde va Diego Nieto de acá a cinco años? En el 2030.

Diego: Bueno, que buena pregunta. Yo soy muy de planificar, los que me conocen medio que lo saben mucho…

Santiago: La próxima hablamos de Kaizen, que no lo pudimos meter en este podcast.   

Diego: Diego Nieto, hablo así en tercera persona…

Santiago: Como el Diego.

Diego: Bueno, Diego Nieto, ahora como que me armé mi propia inmobiliaria a partir de que tuve la matrícula, armé mi propia inmobiliaria en Capital, con lo cual puedo ejercer el corretaje inmobiliario acá y ahora próximamente con la matrícula en Lomas de Zamora, con lo cual también vamos a empezar a trabajar allá Zona Sur. Los próximos objetivos tienen que ver un poco con armar mi equipo brindando conocimientos y herramientas para los agentes inmobiliarios que se incorporen. 

Santiago: Con una magia relacionada a esto de procesos y métricas, nosotros te llamamos Kaizen, porque el diferencial de Diego Nieto pasa por ese lado de los procesos.

Diego: Si, a mí me gusta combinar un poco procesos, sistemas y ese tipo de cosas. También un poco humanizarlo para que… viste hay una frase famosa que dice “duro con las reglas, blando con las personas”...

Santiago: Excelente frase.

Diego: Es como que las reglas son estas digamos, pero bueno hay gente que te dice: “che estoy en una etapa de mi vida que es complicado por esto o por lo otro”, y se trata de comprender eso, escuchar, practicar la escucha activa. Esa combinación me parece que es la que va, o por lo menos la que a mí me gusta.

Santiago: ¿Sentís que es un diferencial ese mix? Que es verdad que muy poca gente lo tiene…

Diego: Sí. Y más si ayuda a las personas a organizarse dentro de sus bolonquis personales…

Santiago: Muy bueno, muchas gracias Diego por pasar por “Los Nuevos Inmobiliarios”.

Diego: Que crack, ¡gracias a vos!

Santiago: Creo que quedó muy copado. Esperemos la próxima poder meter media hora de Kaizen.

Diego: Kaizen, vamos todavía.

Santiago: Te comprometo a eso. Gracias por pasar por acá.

Diego: Gracias a vos Santi.

Santiago: Por favor. Hasta la próxima.

ME QUIERO SUMAR A DEINMOBILIARIOS

¡Charlemos!