HOME
Propiedades
Corredores
Blog
Quiero Sumarme

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario?

El crowdfunding inmobiliario es una modalidad de inversión que facilita la compra de propiedades. Esto significa que mediante el aporte de un grupo de personas se construyen propiedades que luego generarán ganancias.

Este método de inversión está ganando popularidad en muchos lugares del mundo y actualmente llegó a la Argentina con el fin de democratizar las inversiones permitiendo que personas que no son parte del rubro inmobiliario puedan invertir sus ahorros en este tipo de proyectos. Además no hace falta tener una gran cantidad de dinero para participar, ya que normalmente existe un mínimo de inversión bastante accesible.

Si bien el crowdfunding inmobiliario tiene sus ventajas, también tiene algunos puntos contrarios que debés conocer antes de decidir invertir en este tipo de plataformas.

A continuación te contaremos cómo funciona en Argentina y cuáles son los puntos favorables y los factores en contra de este negocio, para que puedas seleccionar si este tipo de emprendimiento es conveniente para vos y tu proyecto. 

En este artículo:

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario y cómo funciona en Argentina?
Ventajas del crowdfunding inmobiliario
Desventajas del crowdfunding inmobiliario
Recomendaciones para ser parte de un crowdfunding

¿Qué es el crowdfunding inmobiliario y cómo funciona en Argentina?

Al igual que en el resto de los lugares dónde se popularizó este modelo de inversión, el crowdfunding se basa en la recolección de fondos de inversión en forma colectiva. Para comenzar a funcionar la empresa o persona que está a cargo del crowdfunding propone un proyecto y el valor que tendrá para que se pueda realizar.

Para que inversionistas se enteren de su existencia y decidan sumarse, se suele lanzar una página web o plataforma a través de la cual los interesados puedan invertir el dinero que quieran hasta que se llegue al objetivo necesario para realizar el proyecto.

El dinero es recolectado una vez que el proyecto llega a financiarse al 100% para que se pueda comenzar a construir la propiedad. Por lo que, el tiempo en el que se verán ganancias de este negocio, depende de la cantidad de personas que se sumen al proyecto, más el tiempo de construcción de dicho emprendimiento. 

Actualmente en Argentina existen distintas plataformas de crowdfunding inmobiliario que no sólo tienen proyectos nacionales, sino también en el exterior. Pero hay ciertas limitaciones que resultan de la historia y del modelo económico de nuestro país que pueden ser un problema para su desarrollo. Uno de ellos es que es necesario estar bancarizado, pero debido al trabajo informal y a la desconfianza que existe al sistema económico más del 30% de la población aún no lo está. Por más que el modelo sea apto para todos aquellos que quieran participar hay una gran cantidad de posibles inversores que no pueden ser parte por esta razón. 

Hay que tener presente que la manera de intervenir en un crowdfunding es mediante plataformas web, por lo que la forma de emplear el dinero es a través de transacciones bancarias, por lo tanto estar bancarizado es un factor excluyente. 

A esto se le suma que existen retenciones en las tarjetas de crédito, lo cual hace que la persona a cargo del proyecto, le resulte más difícil llegar al objetivo debido a que parte de ese dinero será retenido con anticipación. 

Si bien hay empresas que encuentran la solución a estas problemáticas, los emprendimientos pequeños tienen que tener un gran fondo financiero para poder hacerlo. Por esta razón recomendamos investigar la plataforma que utilicemos para invertir para evitarnos pérdidas de dinero y tiempo de inversión.  

El crowdfunding inmobiliario es una forma rápida y eficaz para invertir mediante plataformas seguras y consolidadas que garantizan disminuir la exposición al riesgo. Sin embargo todas las inversiones conllevan cierta exposición, por eso creemos necesario conocer las ventajas y desventajas del crowdfunding inmobiliario para que analices qué tipo de riesgos estás dispuesto a correr. 

Ventajas del crowdfunding inmobiliario

Aunque existen múltiples maneras de invertir, es una realidad que el mercado inmobiliario es una de las formas más rentables. Pero ingresar en este rubro puede ser difícil y costoso por lo que el crowdfunding es una gran opción para aquellas personas que desean o buscan invertir su dinero en propiedades. A continuación te contamos por qué:  

  • Diversificación de ganancias: al ser parte de un crowdfunding inmobiliario podrás diversificar tu cartera de valores distribuyendo tu inversión en varias propiedades. Esto permite una reducción de riesgos, ya que cuanto más dinero se haya invertido en una sola propiedad más se verá afectado en caso de que el mercado fluctúe, en cambio, si está distribuida en varios inmuebles te asegurarás la protección de los activos y una mejora de ganancias a largo plazo.
  • Accesibilidad: poder invertir no está al alcance de todos, especialmente cuando hablamos de propiedades, ya que para poder hacerlo tenés que tener un gran respaldo económico o buenos contactos para ser parte de un proyecto que deje ganancias. Sin embargo el crowdfunding inmobiliario permite una democratización del mercado dando acceso a que todas las personas que tengan ahorros y estén buscando invertir puedan ser parte de estos negocios.
  • Rapidez: si bien la llegada de ganancias dependerá del tiempo que lleve completar el fondo necesario para comenzar el proyecto en el que se haya invertido, el crowdfunding inmobiliario es uno de los métodos más factibles de ganancias rápidas en los negocios inmobiliarios. Esto se debe a que cuando se comienza a construir la propiedad puede haber compradores en el acto o inquilinos interesados.
  • Comodidad: al invertir en un crowdfunding inmobiliario no es necesario emplear una gran cantidad de tiempo en gestionar el proyecto, ni intervenir en su construcción, ni en los riesgos que esto conlleva. Al colocar el dinero en este tipo de inversiones sólo debemos confiar en que el desarrollador se encargue de entregar en tiempo y forma, y cumplir con el presupuesto pautado, ahorrándonos un estrés. 

Desventajas crowdfunding inmobiliario

Aunque el crowdfunding inmobiliario tenga muchas ventajas que pueden resultar tentadoras, ya que es una forma de invertir rápida, fácil y que no conlleva mucho esfuerzo, hay ciertos puntos no tan positivos que es necesario tener en cuenta: 

  • Falta de control: es una realidad que al hacer este tipo de inversiones se pierda el control del dinero dedicado al proyecto, ya que va a ser manejado por un tercero. Es decir, no se puede ser parte del desarrollo, sino sólo esperar su finalización. Al mismo tiempo, en caso de que no estés de acuerdo con las ganancias o que la plataforma quiebre sólo tendrás la opción de vender tus acciones o esperar a que una nueva empresa se encargue del proyecto propuesto.
  • Tiempos: la liquidez es la capacidad que tiene una inversión para convertirse en efectivo, es decir, en convertirse en ganancia. Este tipo de inversión significa tener el dinero inmovilizado por un tiempo que a veces puede extenderse más de lo pactado, por lo tanto, si querés ser parte tenés que tener en cuenta este punto. En el crowdfunding inmobiliario hay un tiempo determinado para salir de la inversión o vender la propiedad.  En caso de que quieras salir podrás vender las acciones a personas que sean parte del proyecto, si es que hay interesados.
  • Fluctuación económica: la situación económica del lugar donde residimos o donde se encuentre nuestra inversión va a ser un factor importante en este tipo de negocio o en cualquiera que hagamos. Los precios de las propiedades, como su alquiler, pueden cambiar, y esto puede significar que también pueden bajar. Si en el momento que participas del proyecto hay una baja de precios lo más probable es que haya una pérdida de ganancias y la inversión perdería sentido.
  • Morosidad: en caso de que decidas alquilar la propiedad obtenida deberás tener en cuenta que existirán periodos en los que los inquilinos decidan abandonar el lugar, por lo que no habrá ganancias hasta que haya un próximo alquiler. También puede ocurrir que la persona que alquile decida no pagar lo correspondiente, lo cual llevaría también a la pérdida.
  • Mantenimiento: como todo inmueble que tengamos a nuestro cargo será necesario invertir cada vez que haya que renovar, reemplazar o arreglar la propiedad. 

Ser parte de un crowdfunding inmobiliario conlleva mucha responsabilidad y compromiso. Cada uno tiene que analizar si este tipo de emprendimiento es conveniente y si es acorde con su perfil de inversor, teniendo en cuenta el estado actual del mercado inmobiliario y, sobre todo evaluando si es factible dejar un capital fijo por un tiempo determinado. Si bien en su mayoría son por 30 meses, el tiempo puede extenderse. A su vez, implica confiar en la plataforma y proyecto, siendo una actividad muy nueva que hace poco se comenzó a regular, por lo que puede generar incertidumbre.

Recomendaciones para ser parte de un crowdfunding

Si ya decidiste avanzar en la modalidad de inversión crowdfunding, te dejamos algunas sugerencias para que tengas presentes:

  • Investigar la plataforma que utilicemos para asegurarnos su confianza.
  • Analizar la situación económica de nuestro lugar de residencia, del proyecto, y del mercado inmobiliario para adelantarnos a posibles cambios.
  • Calcular el tiempo de inversión y comparar con las ganancias que tendríamos para conocer si es conveniente.

Si estás buscando cómo invertir tu dinero, te invitamos a leer nuestro artículo: "Tips para invertir en propiedades el 2022”, en el que te contamos las distintas opciones para empezar a invertir en propiedades y cuáles son los riesgos de cada una.

Para más información sobre el rubro inmobiliario te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales dónde encontrarás toda la información que necesitás para introducirte en este mercado. Además podés suscribirte a nuestro newsletter para recibir información semanal. Y, si te gustó este artículo, ¡también podés compartirlo con tus colegas!

ME QUIERO SUMAR A DEINMOBILIARIOS

¡Charlemos!